fbpx

· Z I M P L A ·

storytelling, 5 pasos para hacerlo en tu marca

009 · ¿Storytelling? Te lo explicamos en palabras simples y te damos 5 pasos para hacerlo en tu marca.

¿Te gustan las historias? A nosotros sí, más cuando estas nos ayudan a mostrar lo que queremos que los demás noten de una forma más entretenida, ya sea un producto o servicio.

¿Qué es Storytelling? ¿Cómo se hace el storytelling? El storytelling, que significa en inglés “contar historias”, se ha convertido en todo un arte.

 Ofrece la posibilidad de contar una idea magnífica de la forma correcta, ya que no tiene sentido que tengas algo brillante por decir y no sepas cómo expresarlo.

Gracias a él podemos tocar fibras, humanizar nuestros relatos para generar valor en nuestra audiencia y por supuesto, compartir a través de nuestra historia información valiosa para convencerlos de que somos su mejor opción.

¿Para qué sirve el storytelling?

–   Conecta emocionalmente.

–   Informa.

–   Inspira.

–   Genera interacción.

–   Posiciona tu marca.

–   Fideliza.

–   Atrae nuevos clientes.

–   Vende sin decir “cómprame”.

Contar historias nos hace el llamado a crear un relato con un mensaje contundente. Para lograr esto es importante que conozcas a tu audiencia; como dicen por ahí: “el éxito viene con las personas correctas”, así que es muy importante tener definido cómo puedes impactar en la vida de los demás con tu relato.

Aprende con estos 5 pasos a construir un buen storytelling.

Para construir una historia con éxito publicitario no se empieza sobre un lienzo en blanco. Por eso, te traemos 5 pasos que te simplificarán el camino: 

1. Define tu público:

en el marketing se le conoce como “Buyer Persona”. Es ese cliente ideal, que más que ser importante en el relato, es la razón de ser de la historia que contaremos. Definirlo es recrearlo, conocerlo, esto se logra a través de una buena investigación y de que tengas definido para quién está diseñado tu producto/servicio.

La construcción de tu Buyer Persona se compone de:

–   Su demografía: edad, sexo, estado civil, profesión, nivel de ingreso, entre otros.

–   Lo psicológico: qué lo hace feliz, sus sueños, motivaciones, miedos, o gustos, hobbies o aficiones. 

–   Su conducta: hábitos, horarios, marcas favoritas, contenido favorito, redes sociales más utilizadas, tecnología que usa y sus costumbres. 

–   Relacionamiento: Para este apartado es ideal definir si ese cliente ideal ya conoce nuestro producto, si sus amigos lo usan, qué marcas similares o de competidores conoce y cualquier información adicional que permita saber qué tanto contexto tiene sobre mi marca.

¿Por qué creamos esta definición de nuestro público?

Porque nos permite entender cómo conectaremos con él y también nos facilita saber cómo podemos impresionarle o agradarle con nuestra historia.  

Zimpla Team

2. Planea tu historia:

No existe una forma única de construir tu mensaje, pero sí es importante que le dediques un momento a la planeación de ese relato y lo construyas con base en lo siguiente:

Mensaje: se refiere a lo que quieres transmitir. ¿Qué es lo que quieres dejar en la mente de quién te escuche/vea?

Formato: formas en las que vas a transmitir tu contenido (video, foto, podcast, tweet, blog).

Tiempo: el momento en el que vas a comunicar ese mensaje. ¿Cuáles son el día y momento más oportunos? 

Público: las personas que van a recibir tu mensaje.

3. Identifica tu valor / poder transformador: Es eso que tú tienes que te llevará a conectar y enganchar a tu audiencia

–   ¿Qué es único y especial en el producto, marca o servicio del cuál vas a hablar?

–   ¿Cómo le ayuda a las personas? ¿Cómo cambia sus vidas?

–   ¿Qué preocupaciones o necesidades voy a aliviar en los demás con eso que ofrezco?

4. Juega con la cronología:

Estamos tan acostumbrados al inicio-nudo-desenlace que creemos que es la única forma correcta de contar una historia cautivadora.

Juega con la narrativa y opta por algo no tan convencional; en lugar de iniciar siempre por había una vez, puedes comenzar por un elemento que impacte o genere curiosidad.

Ejercicio creativo: dibuja en una hoja todo lo que incluya tu historia, sí, ya sea una persona, un objeto, una sensación, el clima, el problema, la solución. Una vez reconozcas todo eso relevante que compone tu historia, comienza a enlazar unos con otros y te darás cuenta de las múltiples formas en las que podrás relatar ese mensaje de una forma creativa.

5. Prueba la historia

Haz una prueba de ese contenido con personas de tu círculo social que creas que se ajusten a tu audiencia. Verifica que ese objetivo del mensaje sí se cumpla, que ellos como buyer persona se identifiquen y por supuesto, que no haya errores. Esto es la prueba de que un mensaje es contundente y no necesitará de explicaciones adicionales.

El storytelling nos reta, pero también nos inspira a hacer algo diferente a partir de un mensaje más cercano. 

Zimpla Team
Cómo hacer un buen storytelling

Si te gustó, comparte este contenido con alguno de tus amigos o colegas. ¡Es gratis compartir! 
Si estás empezando un emprendimiento, te invitamos a leer nuestro blog 007 · Lo que debes saber si vas a empezar una cuenta en Instagram desde cero ¡Cinco consejos de oro!

¡Puedes escucharnos en nuestro podcast completamente gratis, seguirnos en nuestras redes sociales (@Zimpla.co) o también compartir esta información con alguien al que también le pueda servir!

¿Crees que alguien puede servirle este blog? ¡Compártelo!

Entérate de todo, siempre.

Te avisaremos de nuestros nuevos blogs, cursos, podcast o seminarios gratuitos.